Thursday, January 26, 2006

Recuerdos en sepia

Los otros recuerdos, aquellos que he amado, tornan sepia sus tardes. Son como fotografías armadas de un tiempo que voy guardando poco a poco en el corazón, lentamente. Voy dejando que se laven con la lluvia, respiro sus olores de invierno, mientras miro ese espejo impregnado de cielo en la calle. Somos como instantes sin nombre Nicolas, solo tú sabes quien eres, de las dos pequeñas esperando en la casa, de nuestras existencias exactas confundidas entre otros nombres ausentes de fecha precisa. Los otros no, los demás, esos otros que responden por ti no importan. Sólo tú perdido en ese verde país que te aleja, el verdadero tú silencioso escondido entre multitud de palabras. Somos instantes escritos apenas en una hoja de carta cualquiera, sin dirección indicada a la vuelta de ese sobre postal que nunca llega. Hemos existido, las palabras nos declaran existentes. Eso me basta, como me basta el recuerdo de tu nombre y de tus actos escondidos también en mi corazón para siempre.

2 comments:

Guille, da maus said...

Este blog tuyo es toda una sorpresa. Es fenomenal lo que escribes, especialmente este post a pelo con el frio de eme que hay por aca.
Saludos desde Solentuna Sverige, de un antiguo amiguin tuyo, si aun te acuerdas.

Vanessa Soldevilla said...

El Guille Scoriae eh? :), cómo andas???
Muchas gracias por los cumplidos sobre lo que escribo. Ciertamente este blog se ha convertido en una suerte de interdiario virtual en el que voy colgando los pensamientos y sentimientos cotidianos dirigidos siempre a alguien, mientras voy fracasando o adelantando del otro lado. Aprendiendo a dolerme menos, supongo.
Visité tu lugar :), no pierdes el tono irónico y bromista! Veo que aún no olvidas a tu "manchita verde", Mickeymouse espacial. Sospecho que MJ, alguna vez, también te recordará. Yo no comprendía eso del amor entre Uds. dos, sus complicaciones, sus problemas, sus felicidades, sus lágrimas, sus terminos. Lo miraba lejano para mi, pero me alegraba ver la sonrisa de Mary, la felicidad. También la he perdido, o nos hemos perdido ambas. También la extraño a veces, pero así es la vida. Hoy creo comprenderlos a ambos,...duele amar verdad?

Saludos Guille, me alegra saber que me consideras una amiga.
Eres bienvenido por ésta y las otras casas mías.
Vanessa