Saturday, January 14, 2006

Tempo

Tiempo, Oh! tempo escribió una vez Mochinho en su blog brasileño y colocó la foto bellísima que acabo de colgar con estos relogios espectaculares. Luego, pasado unos días, meses de silencio, decidió dejar al abandonó su página en la red, sin retomarla nunca más, nunca más.
Con los días, quien sabe yo también haga lo mismo con este blog, quizá por la falta de tiempo, agotamiento de los otros proyectos que van culminando por otros lados, felicidad en otros lares, ganas de vivir y vacacionar alejada del mundo virtual, que sé yo cuantas otras razones y circunstancias. Por ahora me es difícil predecir la suerte que correrá. Ya veremos, es cosa de que el tiempo siga haciendo lo suyo.
Mientras la renuncia no sucede veo acercarse un nuevo aniversario anual, aquellos de los que se celebran a base de tortas, velitas, familiares, sobrinos, primitos, fotografías, llamadas telefónicas distantes que aparecen nuevamente en estas fechas cada año, numerosas cartas en mi buzón esperando que las abra para recibir los más buenos y maravillosos deseos, el infaltable regalo cumpleañero en la puerta de mi casa de un antiguo admirador que me persigue constante y sin desistir desde los 9 años, a pesar de todas mis mudanzas y trabajos.
(No te odio Roberto F. Siempre pensé que alguna vez comprenderías que no siento lo que tú sientes por mí?, y que eso no tendría por que ser una fatalidad :( No, no es que te odie, ya no te odio, no es lo mismo tener 15, 18, 20, que estar a punto de cumplir mis años. Mira, después de todo, aquello de la vergonzosa carta de amor señalando: "Querida Vanessa: Te quiero. Tú eres la Bella y yo soy la Bestia" delante de todo mi salón de la primaria, a vista y paciencia de nuestro centro escolar completo ya pasó a mejor vida desde aquella misma vez en que la rompí en mil pedacitos y te acuse con Sor Noris :( Lo siento tanto, no fue porque tú a veces te comportaras un poco como lo que decías ser en esa carta, o más bien como el Manolito de mi Mafalda preferida, sino porque en esos años de infancia mi único amor existía solamente en los libros. Creeme Roberto que llegó un día inesperado, y sé que también llegará para ti. Si te ayuda un poco, suelo sonreír a veces al recordar aquello ahora, he pasado por tantas cosas durante todos estos años. Además, creo que de todos los muchachos fuiste el único que núnca desistió aunque supieras siempre que nunca podrías ser el elegido. Lo siento mucho Roberto ¿Cómo haces para ubicar mis diferentes direcciones domiciliarias, teléfonos, correos, msn, páginas y todo lo demás durante todos estos años?!!! Dios santo! Si me pierdo en algún lugar de este planeta, le diré a mis seres queridos que te pregunten donde ando. Tarde o temprano sabrás darles razón pues siempre lograrás encontrarme). Todo esta bien muchacho. Todo va a estar bien. Gracias por preguntar. Y a todo esto, que me traeras este año? :´) Saludos sinceros para ti.
Y bueno, celebrar decía con todas esas cosas bonitas que te hacen el mejor centro amoroso de atención que ya eres en casa, y con muchos de esos relojes invisibles abarrotados de tiempos pasados y de recuerdos que dan paso a otros momentos cálidos cada 16 de enero.

Hoy me siento afortunada. Le debo esa sonrisa a una persona que he comprendido es bastante importante para mí. La volví a ver esta semana después de mucho tiempo de distancia, unos bellos grandes ojos despejados de lentes, sonriendo y lanzándome el más tierno y "peor" piropo que escuché en toda mi existencia. Creo que en toda mi vida he conocido siempre a la gente adecuada, leído los libros necesarios y visto las películas precisas, sufrido, odiado, llorado y tenido motivos para sonreír en el momento preciso en que debía hacerlo. Toda mi vida ha estado encaminada dentro un precioso juego de azar que alguna vez creí funesto e inaceptable. La vida mía ha sido (creo que aún es) como una película de cine sin libreto, sin orientación clara sobre el siguiente paso que había de seguir, que he de seguir ahora, como si sucede en los films normales siempre sujetos a la predicción controlada de un único autor superior y director de sus hechos. Compartí una vez un guión invisible con alguién a quien ame de modo fiel en mi vida confundida de sueños. Sé que le seguiré guardando y ayudando a mi manera desde el fondo del corazón mientras me duré la vida. Después de todo, el primer amor no es algo que se hurte, ni se acabe fácilmente. Simplemente nace, sin permiso de una si se quiere, y algo que se irá poco a poco quien sabe cuando. Creo que ambos fuimos fieles dentro de nuestra infidelidad, cuando esta apareció mas tarde. No estoy segura de saber ahora que cosa concreta constituye aquello que llamamos amor. Esa sensación de alegría espontánea al ver su rostro tal vez?, o el embobamiento matutino y nocturno al imaginar e intuir con una mirada lo que era, pensaba o guardaba en el corazón mientras me miraba desde lejos? Tenemos a tantas personas guardadas en el corazón después de todo Nick, nadie debería llamarme infiel por eso, porque no lo fui cuando te amé, ¿lo sabías?. Y tú, ¿en cambio?... ya nada importa. Tal vez sea hora de darles cabida a esos otros seres olvidándome de ti para siempre. Me bastaba ser tu fiel y amante esposa ideal. Cuando se ama como yo te he amado no es posible infidelidad alguna. Pero ya nada importa, a menudo haces añicos todo el amor que aún siento por ti. Pero tú lo sabes, sabes de mis propios ojos lo que guardaba mi corazón en silencio, aunque disimulara alguna vez
-corazón celeste en mano- que no me importabas y que podía saludarte sin turbarme cuando cruzaras conmigo por la larga vía. Aunque después, cuando te habías ido, yo cerrara los ojos sin poder evitar tener grabada tu imagen en mi mente durante todo ese día y aún los siguientes. Lo único que me importará siempre es que todo lo que había que saber sobre los dos, lo sabíamos ambos, aunque nunca te bastó. Además, jamás me dijiste que confiabas en mí ¿Cómo saber la realidad de tus sentimientos, el amor verdadero que sólo es posible guardar para un único ser? Mis palabras sólo a mí me pertenecen, dejarlas libres es el camino que han de seguir para siempre.
No sé que seguirá para mi ahora. Supongo, espero que saberlo sea cuestión de tiempo.

Felicidades y buen veraneo para todos :)

3 comments:

Nando said...

Las vicisitudes del bloguero, los largos silencios, los grandes espacios en blanco... Dímelo a mí. Pero eso es también parte de la escritura, ¿no? Llegué a tu blog a través del de Daniel Salas, y me ha gustado. Hola!

Martín said...

Acabo de descubrir tu blog y en una primera lectura me agradó bastante… Sin embargo, cuando tenga algo de tiempo seguiré revisándolo como es debido…

Saludos

Vanessa Soldevilla said...

Hola Nando y Martín, bienvenidos!! :)
Supongo que sí, Nando. Los silencios largos o cortos son necesarios y suelen ir de la mano de la escritura siempre, pero sobre todo de la vida. Nos callamos tanto tantas veces...
Prometo visitar sus sitios a detalle, apenas tenga un pequeño respiro. Es un gusto para mí tenerlos por este sencillo lugar. Me alegro que te haya gustado Martín.
Los visitaré y agregaré a mi blog en unos días. Saludos y gracias por esta visita.
Vanessa