Sunday, August 13, 2006

Regreso...

Como regresan los cisnes a casa a estas horas de la tarde


Muchas gracias a la sinorigna de las Apostillas. Sin ti, Magda, hoy no sería posible el regreso, los cambios, venir a una casa renovada, con paredes nuevecitas, con la elección adecuada en el matiz de sus colores, tan suaves y dóciles a mis ojos. Gracias por ayudarme a colgar ese precioso cuadro que embellece mi sala y la llena de ese mar que prefiero. Cruzarla, entrar a cada una de mis habitaciones personales implica siempre conocerme en el transcurso. Aun con todos los cambios, el corazón sigue siendo el mismo, y las mismas, también, las ventanas de siempre.

Y no me olvido. También debo dar gracias a Susan Ricalde y a César Pérez-Albela, amigos que me acompañaron esta tarde y las otras en las que empezaron a nacer renovaciones y cambios a través de ciertas ventanas. Gracias César por regalarme ese cuadro, el que luzco en mi sala virtual, y el otro que luce motivos marinos y está compuesto por barcas que embellecen las paredes blancas de mi habitación real. Y miles de gracias Su, por las conversaciones en la madrugada que tanto bien le hacen a la vida y, sobre todo, a esa parte de la casa que está en el centro de nosotras mismas, a aquella que nos habita y llamamos alma.

Cariños sinceros para ustedes.

Vanessa

*La hermosa fotografía de este post pertenece a Vanessa Schwark

7 comments:

Ricardo said...

Casi no reconozco el site!!. Vanessita es una alegria ver rayos de sol en tus palabras, al parecer la idea de cerrar temporalmente la casa y salir a vivir ha hecho renovar tus energias y poder transmitir la brisa sobre tu cara en una primavera adelantada, me alegra haber servido en algo...

Un beso y gracias por sonreir.

Vanessa Soldevilla said...

Ricardo!!! mi silencioso lector cotidiano :)
Me alegra tanto ver al fin un comment tuyo por aquí, debí ceder a ciertas tentaciones para que sea posible y no me arrepiento. Ahora sí podrás comentar a tu gusto o seguirme en silencio como siempre.
Fue demasiado bueno salir de casa, tomar mucho aire, vivir y retomar las estaciones buenas, adelantadas incluso. De verdad gracias, gracias, gracias por todo. Eres más que un colaborar que "sirvió de algo", eres un amigo sumamente culpable de los cambios y otras pequeñas y grandes cosas, también. Pero ese secreto y todo lo que tengo que agradecerte que quede entre nosotros para que siga siendo compartido por otras lindas ventanas ;)
Besitos y abracitos para ti desde esta Lima, y cuida mucho a mi Misou
Vanessita

.: MeLi :. said...

Vane:

Me super encanta el nuevo diseño de tus borrones virtuales. Lamento ser una taba en tecnología y no haberte podido ayudar con la mudanza pero me alegro que ella te haya hecho muy feliz.

Sigue escribiendo, que nosotros te seguiremos leyendo, pues tanto bien que nos hace...

Un besote de TU Wonder!

Virginia said...

Hermanita, esta muy linda tu paginita, te felicito por esa proligidad para escribir, qué barbaro!!, tienes que escribir por mi jejeje, yo toda empresarial, "directo al grano"... na, esta muy lindo todo, sigue adelante y ya sabes, minimo una super escritora famosa, que una Soldevilla no es para menos :p

un besote enorme, te quiero mucho gordita.
Tu sister
Virginia

K. said...

Gracias por sus comentarios. Ahora estoy lejos, de viaje, muy lejos... cuando vuelva, de regreso,vistare su casa con detenimiento :-]

Vanessa Soldevilla said...

Meli,
un beso grande para ti my Wonder. Le alegro que te guste mi nueva casa, No te preocupes por el resto, que tantas veces me has ayudado. Cariños, yo seguiré borroneando.

Virgi!! hnita,
gracias por la visita. Yo espero un ejemplar de tu libro de tema empresarial con dedicatoria. I´m so sorry por no llegar a la presentación. No importa si no entiendo ni medio de lo que te interesa con la administración, conque sigas administrando parte de mi vida yo feliz ;). Besitos y cariños, sabes que yo también te quiero.

Vane

Vanessa Soldevilla said...

K,
muchas gracias por su visita, estaré esperando su regreso. No demoré mucho esa lejaní. Dicen que la distancia es el olvido,... pero yo no sé que tan cierto sea...mmm. De todos modos mi casa tiene las puertas abiertas para todas sus visitas que yo a menudo también paso por la suya.
Saludos.
Vanessa